Consejos básicos para decorar tu casa

decora tu hogar

Consejos para decorar tu casa

 

A  la hora de elegir los muebles y demás componentes para decorar tu casa, es importante considerar unas cuestiones sencillas pero que, bien complementadas, aporten el máximo confort, a la vez que resalten tu concepto de decoración personal.

Ahí van algunas…

– Es necesario buscar un equilibrio personalizado a tu gusto, entre funcionalidad y diseño: elementos bonitos si, pero que nos resulten útiles para la vida diaria. En definitiva, una decoración practica.

Tu entorno debe ser seguro, por lo tanto los elementos que lo componen han de serlo, sobre todo si hay niños. Debes elegir productos libres de elementos tóxicos, controlados y diseñados para evitar en lo posible pequeños accidentes, intoxicaciones, etc…

– Cada ambiente ha de estar delimitado de forma clara, ya sea por la distribución de los elementos decorativos o por la propia de tu casa. Cada cosa en su sitio, cada lugar para su función.

– Aprovecha tanto la luz natural como la artificial para dotar a tu hogar de la claridad que cada espacio necesita: no es lo mismo la luminosidad de un dormitorio que la de un salón, aunque es recomendable, como norma general, mas luz que menos.

– Define tu estilo: todas las estancias deben presentar una continuidad en su decoración, tener “el mismo aire”, expresar tu personalidad. No mezcles estilos de decoración.

-Si tienes pareja  o hijos capaces de decidir, ten en cuenta su opinión: detectar  necesidades y gustos de cada uno ayuda a equilibrar el de todos.

Siguiendo estos consejos básicos conseguirás diferenciar tu hogar adaptándolo a tus gustos personales y necesidades de tu familia. Si te cuesta decidir o necesitas una opinión profesional no dudes en ponerte en contacto con asesores de decoración que te aconsejen y te hagan más fácil tomar tus decisiones

Atrévete… es mas fácil de lo que parece.

 

 

 

Dormir bien es posible

dormir como un bebe

 

Hoy hablamos de cómo climatizar nuestro dormitorio para dormir lo mejor posible.

Lo primero, lógicamente, es contar con un equipo de descanso adecuado. Debe permitir la circulación del aire y de ese modo reducir la posibilidad de que el sudor nos impida descansar. Eso es muy importante tanto para el colchón como para la almohada.

Además de eso, hay que ir a dormir con la digestión hecha.

Si nuestro metabolismo está muy activo, la temperatura exterior no será tan importante, porque el cuerpo tendrá que estar trabajando mientras debería estar descansando. Infusiones, leche caliente o algo que le prepare para el sueño son también recomendables.

¿Y el aire a nuestro alrededor? Lo más renovado posible y a tres-cuatro grados menos de la temperatura de calefacción durante el día. Si su calefacción tiene termostato programable, es recomendable que programe una temperatura igual todos los días: el cuerpo agradece la regularidad.

En el caso de tener que dormir con mucha calefacción o con el aire acondicionado puesto, asegúrese de que la habitación tiene suficiente humedad. Lo ideal es un humidificador programable. De ese modo, nuestro aparato respiratorio no se resecará y podremos descansar.

Y con suerte, por la mañana se cumplirán nuestros sueños.

¡Conócenos!

Ven a conocernos. Somos expertos en decoración y mobiliario.